Despues de subastar su virginidad al mejor postor por internet, ya eligió el hotel en donde se consumará el acto, y ya está reservado. El anuncio remeció al mundo entero y quienes repudiaban el hecho no se demoraron en criticar la decisión de Aleexandra Khefren de 18 años de edad, quien puso a la venta su virginidad al mejor postor a través de internet.

Además de las reproches inherentes por parte de sus familiares, el hecho convocó a miles de usuarios, quienes a través de argumentos asociados a lineamientos religiosos y de sentido común, repudiaron el accionar de Aleexandra por poner a la venta algo tan íntimo como lo es la virginidad. 

El anuncio además de desencadenar el asombró público, también dio como resultado que cientos de hombres se interesaran por comprar una noche con la joven, sin escatimar en gastos. A través de una empresa de acompañantes femeninas y una provocativa sesión fotográfica, Aleexandra oficializó su decisión y la expuso ante el mundo de forma pública. 

Hoy, el hecho vuelve a ser noticia luego de que se diera a conocer que un empresario no identificado proveniente de Hong Kong ha comprado oficialmente la virginidad de Khefren en más de 3 mil millones de dólares, lo que convertiría a la adolescente en millonaria. 

Tras la noticia y luego de que la joven confirmara el monto total de dinero, la empresa de acompañantes aseguró que han recibido más de 300 solicitudes de jóvenes vírgenes que están dispuestas a subastarla con el propósito de ganar mucho dinero. 

Aleexandra aseguró que ya mantuvo conversaciones con el empresario de Hong Kong, quien habría sido “muy agradable”, y con el cual ya fijó una fecha en la que se reunirán en un hotel en la ciudad de Bucarest, Rumania en donde actualmente reside la adolescente.