Cada vez es más común encontrarnos con noticias de maestras que se acuestan con sus alumnos menores de edad y son puestas tras las rejas por ello. El caso más reciente ocurrió en una preparatoria de Osceola, Arkansas.

De historias escandalosas de relaciones entre profesores y estudiantes, la joven maestra Nicole Winberry se lleva el premio, pues ella no se metió con un estudiante, ni con dos, sino que tuvo relaciones con tres de ellos. Al mismo tiempo. En el salón de clases.

Esta maestra de 29 años empezó a levantar sospechas en la escuela en donde daba clases, por lo que los directivos iniciaron una investigación. Por otro lado, la policía recibió una llamada anónima a la Línea de Abuso Infantil de Arkansas.

Los indicios fueron confirmados tras encontrar mensajes muy subidos de tono en el celular de uno de los alumnos, los cuales describen varios de los encuentros de Miss Winberry con sus alumnos, reuniones que parecen escenas de películas para adultos.

Los tres chicos tomaban turnos, y a demás, sus encuentros no se limitaban a la escuela, sino que también se veían fuera de ella para una atención más personalizada.

Por estos delitos, la maestra podrá enfrentar una condena muy larga, sumando los cargos por acoso sexual en primer grado, Winberry enfrenta cargos por felonías que son prohibidas en el estado de Arkansas, en total: 30 años de prisión y una multa de 15 mil dólares.

Mientras que, dos de las víctimas tenían 17 años y uno ya tenía 18, se considera un abuso en los tres casos, pues la señorita Winberry tenía un cargo de autoridad al momento de iniciar las relaciones extraescolares con sus alumnos.

Esta no es la primera ni la última maestra en tener sexo con sus alumnos. Quizá sea tiempo de abrir una materia en la carrera magisterial titulada “No te acuestes con tus alumnos 101”, aunque parezca muy lógico, hay maestras que no terminan de comprender que las normas de convivencia escolar prohíben este tipo de relaciones.