Todas las chicas quieren ser felices. Pero en ocasiones las mujeres asumen el papel de hombres en una relación, se sacrifican demasiado por el amor.

En Dicasocial decidimos entender qué es lo que no deberían hacer las mujeres por los hombres bajo ninguna circunstancia.

1Intentar resolver sus problemas por él

Incluso si tu pareja tiene problemas constantes con el dinero, lo corrieron del trabajo y dizque no puede encontrar uno nuevo, recuerda: siempre es posible conseguir un trabajo, y si el hombre no solo sueña con autorrealización sino entiende que también debe alimentar a su familia, puede trabajar en lo que sea antes de ganar la fama mundial. Lo que pasa es que resolver los problemas de tu pareja se convertirá en una costumbre, tu pareja no se volverá más hombre por esto y tú te arriesgas a convertirte en un robot que lo estará haciendo todo. Una relación así sería cero armoniosa.

2Hacerle regalos caros por cualquier ocasión

Es mejor que los regalos en la pareja sean equivalentes. No tiene caso regalarle a tu pareja un maletín de piel de pitón o comprarle un auto si lo que te regalará él será una sartén nueva. En primer lugar, el intento de conquistar al hombre con el dinero probablemente no te traerá éxito, al contrario, con los regalos caros podrás ahuyentarlo. En segundo lugar, si te topaste con un hombre poco honesto, se estará aprovechando de ti.

3Ser almohada para él

A diferencia de las mujeres, la compasión y el amor para el hombre no siempre van de la mano. Es decir, es probable que se esté quejando contigo pero que termine casándose con otra. Muchas mujeres a veces creen que es una señal de una relación profunda porque lo que estás haciendo es sacar a este pobre hombre, triste y solitario, de un abismo de desesperación. Pero recuerda la tan famosa Sirenita: ella salvó al Príncipe, pero él se casó con otra.

Una mujer sabia siempre escuchará, apoyará, dará un consejo e inspirará a seguir luchando. Para los hombres, este tipo de mujeres provocan la sensación de seguridad. Y este es uno de los secretos de una relación feliz.

4Decir: “¡Te lo dije!”

Incluso si tienes razón. Incluso si es la enésima vez que se lo habías advertido pero lo hizo a su manera. No existe nada más provocador que la frase “¡Te lo dije!”. En primer lugar, resultaste ser más inteligente que él. En segundo lugar, se lo hiciste evidente. Es muy irrespetuoso. Cada hombre necesita sentirse importante. Resaltando cada vez su superioridad es dudoso que puedas contar con una relación armoniosa.

5Sacrificar la vida personal y la carrera

Desafortunadamente, si dedicamos nuestra vida plenamente a nuestra familia, al esposo, a los hijos y a las tareas domésticas, nuestra pareja rápidamente pierde el interés. Tarde o temprano querrá, en primer lugar, estar solo; y en segundo lugar, ver a una mujer bonita.
Si te casaste, no quiere decir que debas olvidar a tus amigos, el trabajo y otras cosas que te gustan. Al contrario, mientras más variada y plena sea tu vida fuera de la familia, más te buscará tu pareja. Pero, nuevamente, no olvides: todo con medida.

6Cambiar el aspecto físico para agradarle

Sí, a nosotras las mujeres nos encanta cambiar. Pero si es tu pareja la que está insistiendo en tu cambio de look y tú tienes una idea totalmente diferente, es hora de que te pongas a pensar. ¿Te vas a cortar el cabello sólo porque se le ocurrió? Un hombre que de verdad te ama jamás te exigiría estos cambios y mucho menos, dañaría así tu autoestima. Si lo hace, pregúntate: ¿de verdad crees que es la persona indicada?

Al mismo tiempo, si se trata de detalles pequeños, no hay problema, al contrario, podría fortalecer el vínculo emocional entre los dos.