Todos estos fenómenos son una rutina para los habitantes nativos de Dubái, pero a nosotros nos parecen gráfica digital o efectos especiales de Hollywood. En Dicasocial queremos compartir contigo unas fotos y nos da un poco de lástima que no seamos jeques árabes.

1Aquí las vistas son increíbles. Desde abajo…

2¡Y desde arriba!

3En Dubái también los jeeps existen en «king size».

4Un típico atascamiento de tráfico luce así.

5Y si no quieres esperar, puedes trasladarte así.

6La policía patrulla las calles en Bentley, Ferrari y Lamborghini.

7En vez de chocolate puedes comprar en una máquina dispensadora lingotes de oro

8En Dubái respetan mucho el oro

9En vez de un gato, los habitantes de Dubái tienen guepardos.

10O tigres.

 

11Los entretenimientos aquí no son menos exóticos. Por ejemplo, carreras de robots en camellos.

12Y aquí puedes estacionar a tu camello.

13Para quienes se han quedado sin dinero, en los supermercados existen estantes con comida gratuita.

14Y para quienes tienen dinero, existen muchas maneras de gastarlo. Por ejemplo, pedir un postre con oro comestible en mil dólares.

15Hospedarse en un hotel con una pared-pecera.

16Jugar tenis.

17Surfear.

18O practicar esquí en el centro comercial más grande del mundo, mientras afuera hace 50 grados de calor.

  

19Comprar un caballo metálico.