La Dra. Susan Babel, psicóloga especializada en eventos depresivos debido a traumas, afirma que existe una ámplia gama de emociones que pueden ser causantes del dolor físico crónico.

¿Cómo se relacionan las emociones con el dolor físico?

Actualmente se habla mucho acerca de cuáles pudieran ser los factores que día a día nos llevan a mostrar todo tipo de enfermedades físicas. Puede ser la mala alimentación, también cambios climáticos y ambientales, factores genéticos. Pero hay tendencia a dejar de lado uno de los factores más importantes: el factor emocional.

Varios estudios ya han confirmado que nuestras emociones están ligadas a nuestro estado físico, mucho más allá de lo que podríamos imaginar.

Las emociones que puedan causar enfermedades realmente existen. Nuestro cuerpo emite siempre reacciona ante lo que pensamos, sentimos y hacemos. De esta manera, se da la conexión mente-cuerpo. Nuestro cuerpo está diseñado para advertirnos cuando nuestra mente no goza de buen estado; solo que debemos de ser capaces de escuchar cuidadosamente lo que nuestro organismo nos está queriendo decir.

Es verdad que, en ocasiones, se hace algo difícil intentar mantener un estado emocional equilibrado. Y también es verdad que, conociendo tu estado ánimo, pudieras planear una futura recuperación en base a tu salud física-emocional, si presentaras alguna de las enfermedades que este desequilibrio genera. Aquí te ofrecemos una guía que permite detectar qué tipo de emoción puede estar causando tu dolor o enfermedad crónica, para así combatir el mal desde la raíz.

1Dolores musculares

Este tipo de dolores, por lo general, tiene que ver con nuestra capacidad de desenvolvernos en nuestras situaciones diarias… ¿Qué tan flexible eres?

2Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza se enlazan con la toma de decisiones… ¿Has estado postergando alguna decisión importante a tomar en tu vida? Relájate, descansa, céntrate y toma lo más rápido que puedas las riendas de tu vida. Toma todas las decisiones determinantes y necesarias que te quitan el sueño.

3Dolores en el cuello

Este tipo de dolores se relacionan con el perdón y la indulgencia… Si te duele mucho el cuello o sus alrededores, siéntate y recapacita. Recuerda que, en ocasiones, es necesario perdonar, no porque la otra persona lo merezca, sino porque nosotros necesitamos librarnos de dicha carga emocional.

4Dolores en las encías

Si hablamos de emociones que causan enfermedades, he aquí una: la inseguridad y la falta de compromiso. ¿Te duelen las encías? Reflexiona con detenimiento qué decisión importante no estás queriendo tomar en tu vida, por temor a no ser capaz de hacerte cargo de ella.

5Dolor en los hombros

El dolor en los hombros representa una gran carga de emociones sobre ti. Intenta pensar y razonar por un momento, qué es lo que tanto te agobia. Recuerda que no eres un superdotado; no intentes llevar sobre tu espalda los problemas de todos… Que cada quién se haga responsable de los suyos.

6Dolores de estómago

Si, sin tener claros motivos, sufres de dolores estomacales de manera crónica, reflexiona profundamente sobre qué es aquello que no puedes asimilar del todo bien en tu vida. Los problemas gastrointestinales casi siempre están relacionados a situaciones difíciles de aceptar o digerir.

7Dolor en la parte superior de la espalda

¿Sabías que el dolor crónico en la parte superior de la espalda nos habla de la poca firmeza emocional que tenemos? Puede que la soledad pese demasiado en tu vida sentimental y afectiva… Si eres soltero, ¿tal vez ya llegó la hora de encontrar compañía?

8Dolor en el sacro y cóccix

Situaciones tensas y preocupantes… Si identificaste una así en tu vida, busca como librarte de ella antes de que te haga más daño, física y emocionalmente.

9Dolor en los codos

El dolor en los codos suele asociarse a la rigidez ante los cambios. Si sientes tus brazos demasiado rígidos, comienza a preguntarte si no eres lo demasiado intransigente en tu vida… ¡Quizás lo único que necesites, es ser un poco más flexible!

10Dolor en los brazos

Es una clara evidencia de que hay una enorme carga en tu vida que te retiene y no te está dejando avanzar; puede tratarse de una persona o de una situación en particular.

11Dolor en las manos

Las manos son nuestro medio de contacto con lo todo que nos rodea. Por lo general, el dolor de las manos suele asociarse con algo que deseas pero, por algún motivo, se te dificulta alcanzar. Intenta socializar más, y por sobre todo, no te hundas por la desilusión… Lo que te hace falta, siempre encontrará la forma de manifestarse en tu vida, ¡no lo dudes!

12Dolor en las caderas

Entre las emociones que causan enfermedades, la dificultad al momento de adaptarte a los cambios suele asociarse directamente al dolor de caderas.

13Dolor muscular y articular

Este tipo de dolores suele ser asociados a la falta de movimiento y de experiencias. No tengas miedo a las nuevas aventuras y desafíos… ¡Aventúrate a vivir al máximo!

14Dolor en las rodillas

Suele asociarse al exceso de exigencia con uno mismo. Sé humilde y recuerda que eres humano; no esperes que todo te salga bien y no te reprimas más de la cuenta.

15Dolor en los dientes

Se asocia a la sensación de la incomodidad ante una situación, con la cual se te hace difícil o es imposible lidiar. Relájate y permite que el mundo siga su rumbo, recuerda que lo que tiene que suceder, sucederá.

16Dolor en los tobillos

Usualmente, el dolor en los tobillos suele reflejar la falta de placer en tu vida. Puede que ya sea hora de que comiences a complacerte un poco más, especialmente en el ámbito de relaciones sentimentales.

17Dolor que causa fatiga

Si te sientes aburrido, atascado, agotado… Si sabes exactamente lo que necesitas para salir de esta situación, no te lo niegues. ¡Levántate y sigue tus sueños!

18Dolor en los pies

Se asocia a la depresión, desánimo. Los pies son puntos del cuerpo muy sensibles, capaces de reflejar de inmediato este tipo de emociones negativas en el cuerpo.